ETAPA 3. BIENVENIDOS AL NORTE (AKUREYRI ­ LAGO MYVATN 185KM)

El jueves 27, la Expedición Universitaria Polar Raid despertaba en Akureyri, la apodada ‘capital del norte’, una ciudad situada en el litoral de la región de Norðurland Eystra, con una población de 17.754 habitantes.

La etapa de esta jornada se presentaba como una de las más cortas del viaje (185km), pero también como una de las más intensas por sus dos actividades centrales: visita al Instituto de Estudios Polares Stefansson y el paseo en barco para avistar ballenas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A primera hora de la mañana, los expedicionarios se reunieron en el Instituto de Estudios Polares Stefansson de Akureyri (Stefansson Artic Institute) con su director Níels Einarsson, en un encuentro para debatir la realidad social del Ártico. “Las personas del sur creen que en el Ártico sólo hay osos polares, hielo fundiéndose y territorios salvajes útiles únicamente para la explotación de recursos naturales”, afirmó Einarsson al inicio de su intervención.sin título (6 de 74)

Unas declaraciones que no dejaron indiferente a ninguno de los 24 expedicionarios presentes en el despacho del doctor, rodeados de libros de estudios polares y detalles de artesanía local, como unas figuras elaboradas con huesos de ballena.

“El Ártico está habitado por el ser humano desde hace miles de años y en la actualidad viven 4 millones de personas que hablan cerca de 30 idiomas diferentes. Algunos de ellos viven en comunidades muy pequeñas que juntas forman un área cultural que debe que ser apreciada”. El doctor considera que la clave de la preservación de estas sociedades está en su conocimiento, estudio y desarrollo.

Tras la charla, los expedicionarios disfrutaron de un desayuno rápido por cortesía del instituto a base de café y dulces típicos, que les sirvió para acabar de consultar con Einarsson ciertas dudas y curiosidades en un ambiente más disentido, si cabe, y reponer fuerzas camino de su próximo destino.

A las 12h, los equipos llegaron a Godafoss, una de las cascadas más impresionantes de la isla. Las vistas de la inmensa caída de agua son increíbles desde cualquiera de sus puntos, mas hay un lugar especialmente próximo y espectacular donde tan sólo algunos valientes se acercaron, ya que el acceso es bastante complicado debido a las corrientes de agua laterales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tras la visita, los expedicionarios tomaron algo rápido para comer y pusieron rumbo a Húsavík, una pequeña localidad pesquera a orillas de la bahía de Skjálfandi. Allí les esperaba la excursión en barco para avistar ballenas, una actividad voluntaria que finalmente todos los equipos quisieron probar.

A las 15:15 hora local, el barco pesquero llamado Faldur puso rumbo a las duras aguas del Océano Glacial Ártico con la Expedición Polar Raid Universitario Islandia abordo. Las condiciones meteorológicas no eran las más idóneas para la ocasión: un viento frío, llovizna constante, mar revuelto y algo de niebla, pero resultaban las más románticas en un clima de aventura.

Vestidos con monos impermeables de pescador, los expedicionarios surcaron las frías aguas del norte de Islandia rumbo al encuentro de la ballena jorobada (yubarta o gubarte), una especie de cetáceo misticeto de la familia Balaenopteridae (rorcuales), de una longitud de entre 12 y 16 metros y un peso aproximado de 36.000 kg.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una dura travesía que parecía no dar los frutos esperados hasta que, una hora y media más tarde, el guía gritó las palabras mágicas: ‘¡ballena a las tres! (el número es el modo de indicar su posición basado en las agujas del reloj). Un maravilloso ejemplar de ballena jorobada asomó en dos ocasiones su lomo por la derecha del barco a escasos metros de distancia.

La primera vez, más breve y para todos imprevista, lanzó su clásico chorro de agua. La segunda, tras unos minutos de incertidumbre (y la categórica afirmación del guía: ‘tiene que salir a respirar’), apareció esta vez por más tiempo repitiendo la misma acción. Fue entonces cuando los expedicionarios pudieron observar la ballena de blanca barriga trasparentarse en la superficie del agua. Tras el avistamiento, el barco volvió al puerto después de completar un viaje de 3 horas duro e intenso que sin duda ninguno olvidará.

sin título (31 de 74)

Tras el viaje, algunos miembros de los equipos, humedecidos por el agua del mar y la lluvia, repusieron fuerzas y entraron en calor en uno de los cafés del pueblo. Más tarde, sobre las 19h, la exposición puso rumbo al punto final de la etapa, el Lago Myvatn, donde cenaron y pasaron la noche en tiendas de campaña custodiados por unas difusas auroras boreales.

sin título (30 de 74)

sin título (26 de 74) sin título (29 de 74)

The following two tabs change content below.
Expedición Universitaria que explora las regiones polares y subpolares del planeta.

Latest posts by POLAR RAID UNIVERSITARIO (see all)

Translate »